Matthew Scott llegó a Lanzarote en 2008 y desde entonces se ha dedicado al Arte de "stone balancing".
Ha expuesto sus obras en galerías fuera y dentro de la Isla y ha facilitado sus clases de "stone balancing" en Lanzarote, El Hierro, Creta y el Reino Unido.

El único constante es el cambio
- Heraclitus